EL JUEGO COMO TERAPIA

IMG_2124.JPG

 

El juego es una de las actividades más importantes que realizan los niños y niñas desde los primeros meses de vida y es un excelente recurso terapéutico. Entre el 80% y 90% de las actividades que se lleven a cabo en atención temprana van a llevar en la medida de lo posible características del juego, ya que hay que tener en cuenta que el 100% de los niños y niñas que acuden a los centros de atención temprana están en edad de jugar.

Características

Entre las características del juego podemos destacar que es placentero para la infancia, es una actividad seria para los niños y niñas que la realizan, es espontáneo, es libre y motivador, favorece el aprendizaje de muchas habilidades, evoluciona con el desarrollo y es una actividad fundamental durante la infancia.
En relación con la evolución tenemos 3 tipos de juegos que se irán adquiriendo evolutivamente:

  1. Juego de ejercicio o sensoriomotor: juego que se realiza hasta aproximadamente los  años y se corresponde con la etapa sensoriomotora. Poco a poco va descubriendo sus posibilidades de movimiento y la cantidad de estímulos que le rodean.
  2. Juego simbólico: este tipo de juego comprende entre los 2 y los 6 o 7 años. En este momento el niño o niña ya tiene la capacidad de representación y abstracción. Imitan patrones adultos y situaciones de la vida diaria. Una etapa muy significativa de este tipo de juego es el característico amigo imaginario, donde los niños y niñas juegan con otra persona que no existe pero lo tratan como si fuera real.
  3. Juego de reglas: son juegos donde ya hay unas pautas marcadas sobre cómo jugar, este tipo de juegos suele surgir sobre los 5 o 6 años donde el desarrollo social con los iguales está más desarrollado y prioriza la cooperación.

 

Mediante el juego se pretende:

  • Adquirir  nuevas conductas y habilidades con funcionalidad en el mayor número posible de sus áreas de desarrollo.
  • Que el niño o la niña participe activamente en el proceso terapéutico de forma lúdica y divertida.
  • Desarrollar capacidades físicas y cognitivas.
  • Obtener autoafirmación
  • Mejorar la autoestima

 

Los juguetes suelen estar adaptados a un tipo de discapacidad en concreto, por ejemplo sensorial (auditiva o visual) o motora. Estos pueden ser de varios tipos (para una discapacidad concreta):

  • Juguete adecuado: el que puede ser usado por cualquier niño o niña tal como se comercializa (aunque no se pueda aprovechar el uso al 100%).
  • Juguete adecuado con ayuda: lo pueden utilizar niños y niñas con esa discapacidad pero necesitan ayuda de terceras personas.
  • Juguete adaptable: necesita una adaptación para que pueda ser usado con esa discapacidad.
  • Juguete accesible: aquel que con ese tipo de discapacidad una persona puede acceder. Engloba los 3 tipos anteriores.

Empresas de juguetes adaptados

 

 

 

una mirada especial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s