(Artículo escrito por Fundación Cromosuma)

La conciencia corporal es un proceso dinámico e interactivo que permite a las personas conocer su cuerpo y cómo éste se maneja en diferentes situaciones.

La conciencia corporal está presente desde que nacemos y se va desarrollando durante toda nuestra vida. Las personas con Síndrome de Down o TEA a menudo necesitan apoyos diferentes para poder desarrollar la totalidad del concepto.

El término “conciencia” proviene del latín y hace referencia al conocimiento. La conciencia a la que nos referimos en este caso es el conocimiento que tenemos de uno mismo/a y de las sensaciones que provienen del medio, de las percepciones que emanan y de las representaciones y de los conceptos que permiten a cada persona establecer categorías universales.

¿QUÉ ES REALMENTE LA CONCIENCIA CORPORAL?

La conciencia corporal es la capacidad que tenemos de darnos cuenta de las formas, las sensaciones, los límites, las funciones y los movimientos de nuestro cuerpo y lo que sentimos respecto a cada experiencia con esto. A partir de estas sensaciones, surgen nuestras acciones e interacciones.

La conciencia corporal nos crea conexión entre el cerebro y el cuerpo para ser plenamente autoconscientes de nuestro entorno y saber cómo movernos o interactuar en él. La conciencia corporal nos hace aprovechar al máximo la capacidad de sentir nuestro día a día de forma plena, de forma consciente. 

Algunas personas con Síndrome de Down o TEA tienen dificultades en el desarrollo de la conciencia corporal y esto les hace que necesiten apoyos y acompañamiento.

¿QUÉ PASA CUANDO HAY DIFICULTADES O FALTA DE CONCIENCIA CORPORAL?

Cuando una persona tiene dificultad o falta de conciencia corporal, hay falta de movimiento organizado. Sin una estrategia y planificación de los movimientos no hay acciones organizadas. La conciencia corporal alterada genera movimiento desorganizado sin calidad.

Es decir, cuando hay dificultades o falta de conciencia corporal, la persona afectada difícilmente podrá realizar movimientos que no sean secundarios o movimientos con intencionalidad.

IMPORTANCIA DE LA CONCIENCIA CORPORAL

La conciencia corporal nos sirve para modificar las respuestas emocionales y motoras adecuadas al momento y la situación que vivimos en ese momento.

Además, a mayor conciencia coporal mayor calidad e intención en nuestros movimientos y al revés (es un proceso que se retroalimenta).

Cuando tenemos una conciencia corporal desarrollada tenemos una fuerte conexión cuerpo-mente y tenemos claro dónde está nuestro cuerpo en el espacio que nos rodea y una mayor capacidad de dirigir nuestro cuerpo a hacer lo que queremos que haga y cómo queremos que lo haga (mayor autocontrol).

Por lo tanto, un buen desarrollo de la conciencia corporal ayuda directamente a:

  • Aumentar el conocimiento de uno mismo/a (mejor conocimiento de nuestra identidad y mayor autoestima).
  • Aumentar la autonomía (maduración)
  • Aumentar el conocimiento y el control de las emociones (conductas menos disruptivas).
  • Aumento de la comunicación (verbal o no verbal).
  • Reconocer las sensaciones en respuesta al contacto.
  • Conocer las partes privadas del propio cuerpo.

Nos movemos para todo lo que hacemos: para respirar, pensar, realizar nuestras actividades del día a día… Si lo pensamos bien, llegamos a la conclusión de que todo lo que hacemos genera algún tipo de movimiento (por mínimo que sea). Así que, si podemos desarrollar al máximo la capacidad de la conciencia corporal, podremos realizar los movimientos conscientemente con las emociones y los pensamientos que implica cada uno de ellos.

¿CÓMO PODEMOS TRABAJAR LA CONCIENCIA CORPORAL?

El momento evolutivo y las necesidades de cada persona nos indican qué parte de la conciencia corporal debemos trabajar con mayor hincapié.

A menudo, damos por hecho que el niño/a o adolescente con Síndrome de Down o TEA sabe ya algunos conceptos, pero debemos asegurarnos de que además relaciona el concepto con su propio cuerpo y el de los demás. Por ejemplo: una persona puede saber perfectamente identificar dónde están los ojos en un dibujo de una cara pero no tener el control de cerrar y abrir sus propios ojos. En este ejemplo, el concepto está claro, pero la conciencia corporal de sus ojos debería trabajarse progresivamente. 

Es importante entender que cada niño/a o adolescente con Síndrome de Down o TEA tiene su propia evolución, sus capacidades y sus necesidades. Cada herramienta y apoyo puede funcionar en una persona y no funcionar en otra personas con características similares.

Debemos estar atentos/as a las necesidades y a las respuestas de cada persona cuando damos apoyos de este tipo y estar abiertos/as a cambiar y/o modificar lo que sea necesario para adaptar los recursos a lo que necesite el niño/a o adolescente.

Queremos recordar la importancia de utilizar los recursos bajo la supervisión de un/a profesional que conozca el momento evolutivo en que se encuentra el niño/a o adolescente.

Existen varios puntos importantes para el desarrollo de la conciencia corporal:

  • Conocimiento de las partes de la cara
  • Conocimiento de las manos y sus funciones
  • Conocimiento de las partes del cuerpo
  • Conocimiento de los distintos sistemas del cuerpo humano
  • Reglas y privacidad sobre nuestro cuerpo

Cada punto tiene distintos objetivos y con la adquisición de unos podemos trabajar otros.

En el desarrollo de un niño/a o adolescente con Síndrome de Down o TEA es importante tener en cuenta que debemos facilitar todo el proceso de una forma sencilla, general y muy visual. Los pictogramas y materiales concretos, acompañados de lo verbal y gestual, ayudan muchísimo a poder interiorizar lo que vamos trabajando. 

Para poder conocer mejor qué es la conciencia corporal y cómo trabajarla con niños/as y adolescentes con Síndrome de Down y TEA, Fundación Cromosuma y Una Mirada Especial hemos creado un taller online.

En este taller, daremos diferentes ideas para utilizar algunos recursos. Y además, ¡también daremos acceso a materiales exclusivos para trabajar la conciencia corporal y la privacidad en cada etapa!

TALLER ONLINE SOBRE CONCIENCIA CORPORAL:

Día: Jueves, 9 de  junio de 2022

Hora: 18h (hora peninsular)

Duración: 40 minutos vía Zoom (online). Quedará grabado para las personas que no puedan estar en el momento.

Precio: 8€ (pago por Bizum al 626944091 o por transferencia bancaria al número de cuenta ES27 0081 0370 7700 0176 2084).

Si vives fuera de España, ponte en contacto a través del mail Tamara@miradaespecial.com.

Si estás interesado/a, inscríbete en el siguiente enlace:

Ir arriba