LENGUA DE SIGNOS

La lengua de signos es una lengua natural de expresión gesto-espacial, gracias a la cual las personas con déficit auditivo pueden establecer un canal de comunicación con su entorno. Para ello, es necesario que las otras personas también conozcan la lengua de signos empleada.

 

Resultado de imagen de lengua de signos

 

Al igual que ocurre con el lenguaje oral, la lengua de signos tiene su propia sintaxis y morfología, y cada país tiene unos gestos establecidos.

Tendemos a pensar que solamente las personas con problemas de audición utilizan esta forma de comunicarse, pero no es así, ya que muchas personas con diversidad funcional se ven obligados a comunicarse a través de este canal. Hay casos en que pueden comunicarse oralmente pero no de manera fluída, por lo que utilizar la Lengua de Signos les facilita la comunicación.

Grupos de población con diversidad funcional que pueden recurrir a la Lengua de Signos:

  • Déficit auditivo
  • Trastornos del Espectro Autista (TEA)
  • Síndrome de Down
  • Apraxia verbal (trastorno por el cual una persona es incapaz de mover los músculos usados en el lenguaje oral, como lengua, labios, cuerdas vocales…)
  • Trastornos del habla

 

El 14 de junio, en España, es el Día Nacional de la Lengua de Signos Española.

LSE

A continuación, os dejo el enlace de un Diccionario Básico de la Lengua de Signos Española (LSE):

DICCIONARIO BÁSICO DE LA LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA

 

HERMANOS DE NIÑOS Y NIÑAS CON DISCAPACIDAD

hermanos discapacidad.png

Convivir con un hermano o una hermana con discapacidad puede ser algo complicado de llevar.

A veces pueden surgir en ellos sentimientos de:

  • CELOS:  ya que el niño o a la niña con discapacidad necesita muchos más cuidados y atenciones.
  • CULPA
  • VERGÜENZA:  este sentimiento es muy común entre los hermanos y hermanas hasta que se acostumbran a la situación, ya que en el colegio u otras situaciones el resto de niños y niñas les pueden hacer preguntas, mirarles de forma diferente…
  • COMPENSACIÓN: intentando dar a la familia todo aquello que el hermano o la hermana con discapacidad no puede dar o hacer.
  • SOBREPROTECCIÓN: sintiéndose en algunos casos un segundo padre o madre.
  • MIEDO:  por el futuro y lo que pueda suceder en su familia.

Estos sentimientos variarán dependiendo de la edad de cada niño o niña y de la diferencia con el niño o la niña que presente discapacidad. Aún así, de forma general, estos sentimientos se pueden dar en todas las edades y en todas las etapas evolutivas.
Pero tener hermanos y hermanas con discapacidad también puede aportar beneficios para ambos. Para el que presenta la discapacidad, el hecho de que haya otros menores en la casa supone un entorno de estimulación y diversión, juegos y posibilidades en casa con una persona de confianza. Para el niño o la niña que no tiene discapacidad, además de ese mundo de estimulación y juego, también le aporta otros beneficios muy importantes como:

  • Adquisición de valores como la tolerancia y el respeto
  • Aceptación de la diversidad

Todo ello hará que de mayor sea una persona tolerante y respetuosa.

Es importante respetar sus necesidades infantiles, no sobrecargándoles de responsabilidades que no les corresponde en su edad. Esto no quiere decir que no puedan participar en el cuidado de su hermano o su hermana, sino que esta participación debe ser escalonada y adecuada a sus posibilidades.

Recomendaciones para padres y madres con hijos e hijas con y sin discapacidad:

  • Hablar con naturalidad con los niños y niñas sin discapacidad sobre su hermano o hermana, de sus limitaciones pero también de sus puntos positivos.
  • Es importante escucharles a todos y dedicarles tiempo individualmente.
  • Tratarles por igual, no ser más permisivo con unos que con otros. Las normas son las normas para todos por igual.
  • Reconocer y premiar los logros conseguidos, sea quien sea, cada uno a su nivel.
  • Permitirles expresar cualquier tipo de sentimientos, ya sean negativos o positivos.
  • Crear momentos familiares con actividades de ocio compartido.
  • Hacer planes implicando a todos los miembros de la familia.
  • Fomentar y permitir un vínculo importante entre los hermanos y hermanas.

 

 

cropped-logotipo-blog-transparente.png

SÍNDROME DE DOWN

typorama.png

El síndrome de Down es la principal causa de discapacidad intelectual. Afecta por igual a todas las razas y sexos, lo que lo convierte en la alteración genética más común.

Está causado por un gen de más en el par cromosómico  y da lugar a lo que se llama una trisomía.

Dentro del síndrome de Down, podemos encontrar tres tipos:

  • Trisomía 21: se da cuando el cromosoma extra aparece en el par 21. Es el más común.
  • Trisomía por translocación: se da cuando el cromosoma extra aparece en otro par distinto al 21, y que normalmente suele ser el par 14.
  • Trisomía mosaica o mosaicismo: cuando no todos los cromosomas están afectados por la trisomía. Normalmente, las personas que pertecen a este tipo de síndrome de Down, presentan menor grado de discapacidad intelectual.

Los niños y niñas que presentan síndrome de Down tienen unas características físicas comunes, como puede ser:

  • cabeza un poco más pequeña
  • nariz pequeña
  • ojos segados
  • cuello ancho
  • baja estatura

Otras características son:

  • entre el 40% y el 50% de los niños con síndrome de Down nacen con alguna cardiopatía congénita
  • suelen nacer con hipotonía, es decir, bajo tono muscular
  • hiperlaxitud: mayor flexibilidad en músculos, articulaciones, cartílagos y tendones
  • mayor umbral de dolor, lo que significa que tienen mayor capacidad que el resto de personas para soportar el dolor
  • mejor recepción de estímulos visuales que auditivos

Aunque es importante tener en cuenta que cada persona es diferente, y no todos tienen que presentar las mismas características necesariamente.

En la estimulación temprana de un menor con síndrome de Down es importante estimular las áreas cognitivas, psicomotoras (motricidad fina y motricidad gruesa) y áreas del lenguaje principalmente. Cuando son más mayores
se da mucha importancia al área social y afectiva y a la autonomía en las actividades
de la vida diaria.

El 21 de marzo (21/3) se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, en relación al tercer cromosoma del par 21 (3/21).

Síndrome de Down y Alzhéimer

logotipo blog transparente

ESPINA BÍFIDA

sjr

 

Se caracteriza por un déficit o desarrollo incompleto del cierre del canal óseo de la columna vertebral que se da en los primeros momentos del desarrollo del embrión.

Las fibras nerviosas que forman parte de la médula espinal quedan abiertas y no desarrollan su función transmisora correctamente.

La lesión puede producirse en cualquier punto de la columna, siendo la zona lumbar y sacra las de mayor incidencia. El grado de afectación motora dependerá de la altura en que la médula quede dañada, de forma que podemos encontrar desde una pérdida de la flexión de los dedos de los pies hasta una paraplejia total en los casos más graves.

La espina bífida es una de las discapacidades motoras más representativas.

 

 

 

 

cropped-una-mirada-especial.jpg

DISFEMIA O TARTAMUDEZ

vSEtwtf

QUÉ ES

La disfemia, también llamada tartamudez, es un trastorno de la comunicación caracterizado por interrupciones involuntarias del habla,  como sílabas, palabras o frases acompañadas  de tensión muscular en cara y cuello, así como miedo y estrés.

Puede afectar al estado de ánimo de las personas que lo padecen, llegando causar un importante aislamiento social.

 

SIGNOS DE ALERTA

  • Repetición de partes de palabra, palabras y/o frases, en número y frecuencia aumentada.
  • Cambios de intensidad y frecuencia de la voz.
  • Pausas, interjecciones y/o muletillas en un número mayor al habitual.
  • Incomodidad al hablar.
  • Esfuerzo al hablar.
  • Prolongaciones.
  • Tensión corporal visible y audible.
  • Dificultad al empezar a hablar.
  • Evitar hablar
  • Contestar con palabras monosílabas como “vale”, “sí”, “no”…
  • Poca participación

 

RECOMENDACIONES

Es importante que el menor se sienta relajado a la hora de comunicarse con los demás, que no se sienta incómodo y que no sienta miedo a ser evaluado o corregido.

No es conveniente corregirles.

Darles el tiempo necesario para expresarse.

No completar lo que quiere decir.

 

 

 

En el siguiente enlace podrás descargar la guía para docentes sobre tartamudez de la Fundación Española de la Tartamudez:

Guía para docentes sobre la Tartamudez

 

 

 

cropped-una-mirada-especial.jpg