La autonomía es la capacidad de una persona para realizar, por sí misma, los actos cotidianos elementales para la supervivencia: alimentarse, asearse, vestirse, manejar aparatos o dispositivos mecánicos sencillos, realizar pequeños desplazamientos… etc.

Todas las personas sienten la necesidad de conseguir la mayor autonomía posible, para alcanzar el máximo nivel de independencia y gestión de su propia vida. Sentirnos capacitados para conseguir realizar diferentes objetivos que nos proponemos, forma las bases de la imagen que tenemos de nosotros/as mismos/as.

Las dificultades que las personas con Síndrome de Down y/o TEA tienen con las capacidades adaptativas y las funciones ejecutivas afecta negativamente a la individualidad de ellos mismos/as. Dentro de sus posibles limitaciones y dificultades, hay un amplio campo donde trabajar la vida autónoma, la autonomía.

Por esto mismo, uno de los objetivos principales en el desarrollo de un niño/a o adolescente con Síndrome de Down o TEA es potenciar, maximizar y estimular la independencia funcional.

¿QUÉ ES LA INDEPENDENCIA FUNCIONAL?

La independencia funciona es conseguir, dentro de las capacidad y la edad del niño/a o adolescente, la máxima independencia posible. 

Para poder conseguir este objetivo, es importante que todo el entorno del niño/a o adolescente se unan y trabajen en conjunto. Los educadores/as (padres/madres/tutores y profesionales) tienen que tener en cuenta cada objetivo planteado y cada toma de decisiones para encaminarse a conseguir los pasos necesarios hacia una autonomía creciente y responsable.

A medida que conseguimos y permitimos una autonomía mayor, damos más espacio para que puedan expresarnos sus necesidades, su personalidad y que vayan creando su propia auto-imagen, con mayor confianza en sí mismos/as y con habilidades diversas. Por lo tanto, cuando potenciamos la autonomía, estamos facilitando su inclusión en la sociedad.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA AUTONOMÍA EN LAS PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN O TEA?

Aunque por norma general hemos avanzado como sociedad en nuestra concepción de las personas con discapacidad, todavía hay algunas situaciones en las que se asocia la discapacidad con un imagen infantilizada (“niños eternos”).

Esta imagen infantilizada eterna sin una evolución por la edad y capacidades daña la autopercepción del niño/a o adolescente. Por esto mismo, todo aquello que pueda hacer el niño/a o adolescente él solo son que conlleve ningún peligro, debe hacerlo él/ella mismo/a. Es fundamental fomentar desde la etapa infantil la sensación de “yo puedo”. Esta tarea puede conllevar más trabajo al hacer las cosas que hacerlo nosotros mismos, pero es indispensable para ayudar a la persona a ser más autónomo/a. Además, también lograremos que mejore su autoestima y su seguridad emocional.

Según vaya el niño/a o adolescente aprendiendo habilidades, es importante darle más autonomía ofreciéndole mayor independencia para realizar tareas, siempre respetando el tiempo que necesite para ello y delimitando bien los espacios sin invadirlos, dándole el acompañamiento y adaptando lo que necesite en cada momento.

¿CÓMO PODEMOS FAVORECER LA AUTONOMÍA DE UN NIÑO/A O ADOLESCENTE CON SÍNDROME DE DOWN O TEA?

De forma general, la educación hacia los niños/as o adolescentes con alguna discapacidad ha de ser impartida siguiendo criterios de “normalidad”. Es decir, pensando qué harías si tu hijo/a no tuviera Síndrome de Down o TEA, hacer lo mismo en cuanto a pautas y normas de convivencia… etc. Por esto mismo, es imprescindible poner límites y reglas para evitar conductas desadaptadas y futuros trastornos.

Más concretamente, para que el niño/a o adolescente pueda lograr desarrollar su autonomía en su máximo esplendor, los hábitos son imprescindibles. Los hábitos son pautas estables de comportamiento que ayudan muchísimo a niños/as y adolescentes a orientarse y a organizarse a todos los niveles. Los hábitos los repetimos varias veces hasta que forman parte de nuestras actividades diarias.

Para adquirir un hábito, el niño/a o adolescente necesita tener una cierta maduz para entender el motivo de la conducta. El adulto debe servir de modelo para él/ella y mediar entre el deseo y las normas. Por otro lado, para poder adquirir ciertas habilidades, los adultos deben permitir que los niños/as o adolescentes puedan tener un espacio de prueba o experimentación (ensayo-error).

Por lo tanto, el desarrollo de las habilidades está directamente relacionado con la actitud del entorno del niño/a o adolescente y no sólo con la capacidad cognitiva de la persona.

Para poder favorecer el desarrollo de las habilidades de autonomía, el entorno más cercano (familia, escuela y profesionales) deben tener muy presentes dos cuestiones:

  • Evitar una actitud de sobreprotección
  • Intentar no valorar los aspectos académicos por encima de las habilidades de autonomía personal y social. Es súper importante los aspectos básicos de adaptación, integración y normalización para el día a día de la vida de la persona con discapacidad para su papel de adulto futuro en la sociedad. Para ello, la autonomía, las habilidades sociales e independencia personal son esenciales.

En resumen, es importante:

  • Las capacidades del niño/a o adolescente
  • Gustos y preferencias del niño/a o adolescente
  • Dar confianza
  • Paciencia y constancia
  • Decidir pequeños objetivos

Todo esto debe trabajarse con un acompañamiento adaptado a cada situación y a cada momento del desarrollo en el que se encuentre la persona. Es importante tener en cuenta que debemos facilitar todo el proceso de una forma sencilla, concreta y muy visual. Los pictogramas y los materiales concretos acompañados de lo verbal, gestual y experiencial ayudan muchísimo a poder interiorizar lo que vamos trabajando.

Para poder conocer mejor qué es la autonomía y cómo trabajarla con niños/as y adolescentes con Síndrome de Down y TEA, he creado un taller junto a Fundación Cromosuma, donde hablaremos de cómo trabajar la autonomía en diferentes ámbitos:

  • En actividades cotidianas o de la vida diaria
  • Hacer la compra
  • Manejo del dinero
  • Actividades de ocio
  • En vacaciones

Daremos diferentes ideas para utilizar algunos recursos. Además, ¡también tendréis acceso a materiales exclusivos para trabajar este tema!.

TALLER ONLINE SOBRE AUTONOMÍA

Fecha: Jueves, 30 de junio de 2022

Hora: 18h (España península)

Duración: 40 minutos  vía Zoom (online)

Precio: 8€ (pago por Bizum al 626 944 091 o por transferencia bancaria ES27 0081 0370 7700 0176 2084).

Si vives fuera de España y quieres apuntarte, contacta conmigo al mail Tamara@miradaespecial.com.

¡Anímate y no te lo pierdas! Es el último taller del año.

 

Ir arriba