La disfemia, también llamada tartamudez, es un trastorno de la comunicación caracterizado por interrupciones involuntarias del habla,  como sílabas, palabras o frases acompañadas  de tensión muscular en cara y cuello, así como miedo y estrés.

Puede afectar al estado de ánimo de las personas que lo padecen, llegando causar un importante aislamiento social.

SIGNOS DE ALERTA

  • Repetición de partes de palabra, palabras y/o frases, en número y frecuencia aumentada.
  • Cambios de intensidad y frecuencia de la voz.
  • Pausas, interjecciones y/o muletillas en un número mayor al habitual.
  • Incomodidad al hablar.
  • Esfuerzo al hablar.
  • Prolongaciones.
  • Tensión corporal visible y audible.
  • Dificultad al empezar a hablar.
  • Evitar hablar
  • Contestar con palabras monosílabas como “vale”, “sí”, “no”…
  • Poca participación

RECOMENDACIONES

  • Es importante que el menor se sienta relajado a la hora de comunicarse con los demás, que no se sienta incómodo y que no sienta miedo a ser evaluado o corregido
  • No es conveniente corregirles
  • Darles el tiempo necesario para expresarse
  • No completar lo que quiere decir

En el siguiente enlace podrás descargar la guía para docentes sobre tartamudez de la Fundación Española de la Tartamudez:

Guía para docentes sobre la Tartamudez

Ir arriba