Lea es la protagonista de esta historia. Ha decidido emprender un viaje para conocer el mar. Con la maleta ya preparada, se despide de su amigo Ludo. 

Hasta llegar al mar, tendrá por delante un largo viaje y tendrá que coger diferentes medios de transporte, en los cuales también se encontrará con otros compañeros de asiento. 

Al bajar del tren, encuentra una ciudad llena de gente y de coches a toda prisa. En la montaña nunca se había sentado “tan pequeña” como ahora. Y en medio de tanto tráfico debía encontrar un autobús que le llevara hasta el mar.

Cuando por fin llega al mar, se encontrará con un pequeño grupo de amigos, que la invitarán a unirse a ellos. 

Lea está tan impresionada con el mar que le gustaría poder enseñárselo a su amigo Ludo, pero sus nuevos amigos le ayudarán a volver a su casa con un regalo para Ludo. 

No os cuento el final para que podáis descubrirlo vosotros/as mismos/as, pero es un cuento precioso tanto por las imágenes llenas de color que contiene como por la historia. Una bonita historia sobre la amistad.

Además, la cantidad de ilustraciones que tiene me parecen ideales para trabajar la atención: “¡vamos a buscar el autobús!, ¿dónde está?”… e incluso para estimular el lenguaje de los peques, ya que podemos trabajar vocabulario de animales, transportes, colores… 

Sin duda, un cuento muy muy recomendable, de la editorial SM y recomendado para peques de entre 3 y 5 años (creo que ampliable un poquito más). Además, van a descatalogarlo pronto, por lo que podéis encontrarlo por poco más de 5€ en cualquier librería.

Ir arriba