La hidroterapia es una de las alternativas más demandadas por las familias de niños y niñas que reciben intervenciones en atención temprana. Los numerosos beneficios de intervenir dentro del agua se incorporan cada día más en conjunto con las terapias tradicionales.

El concepto de hidroterapia engloba la idea de la utilización del agua como agente terapéutico, estando ésta en cualquier forma, estado o temperatura.

BENEFICIOS

Algunos de los beneficios que el medio acuático proporciona a la atención temprana son:

  • Mejora del equilibrio
  • Mejora de la coordinación
  • Mejora del esquema corporal
  • Reducción de la tensión muscular
  • Aprendizaje de nuevos patrones musculares

Entre los motivos por los que el agua es adecuada para llevar a cabo una intervención podemos mencionar que supone una liberación del propio peso corporal, lo que hace que el movimiento sea mucho más fácil, especialmente si se tiene movilidad reducida; la densidad del agua es mayor, lo que hace que la resistencia a los movimientos también sea mayor, provocando una mejor constancia de estos. El agua es un estímulo que provoca multitud de reacciones sensoriales en el sistema nervioso y además permite adecuar el nivel de exigencia a las necesidades de cada niño o niña.

Ir arriba