¡Hola! Hoy os hablo de un cuento que ha escrito la mamá de un peque con autismo, por lo que creo que puede ayudar a muchas familias.

Una historia muy sencilla a través de la cuál hablar de diversidad. Si aún no conoces a Blus, no te lo puedes perder.

Blus es un pequeño pájaro que ha nacido sin alas, por lo que no puede volar como los demás pájaros.

En la escuela, los profes no sabían cómo ayudarle, y los mayores le decían que nunca podría conseguir las mismas cosas que los demás. Así es como Blus empezó a comprender que era diferente.

Pero un día en el parque, se da cuenta de que hay algo que se le da verdaderamente bien, y que si no podía conocer el mundo de una manera, lo haría aprovechando su habilidad. Así es como decidió empezar su aventura.

Durante el camino de su aventura, conoció a otros pájaros que eran muy peculiares, y es que ¡no había dos iguales!, cada uno era único. 

Después encontró a Dodo, otro pájaro que tampoco podía volar y que decidió acompañar a Blus en su aventura, hasta que por fin llegaron a un sitio donde les iban a ayudar a ser grandes atletas, pero había tantas aves esperando a entrenar porque no podían volar, ¡que no había suficiente espacio para todos!.

Blus pudo prepararse durante algunos meses, y al volver a casa, tenía una idea clara: a él le habían ayudado y ahora sería él quien ayudara a los demás. 

Así fue como decidió abrir la “escuela de correr”. Y ayudando a quien lo necesitaba, Blus fue muy feliz.

En la última página, Blus nos deja un mensaje muy importante para todos los niños y niñas que se sienten diferentes (y para los que no). 

Un cuento muy recomendable para hablar de las diferencias, de las limitaciones…

Si queréis conseguirlo, podéis contactar directamente con su autora en su cuenta de instagram, os la dejo aquí: @JESSICA.GUTIERREZMOLERO

Además, también podéis solicitar unos dibujos para pintar con el protagonista de la historia.

Espero que os haya gustado la reseña.

Ir arriba