Mañana será una noche mágica para muchos niños y niñas del mundo, y es que muchas casas serán visitadas por Papá Noel (o Santa Claus). Por eso, hoy os enseño un cuento muy especial y super bonito, para acompañar a los peques en esta ilusión.

“Anochece antes, llega el frío. Los árboles pierden sus hojas, salvo los pinos y abetos, que logran conservarlas para lucir los adornos que pondrán los niños y niñas estas navidades”. Así comienza la historia, explicando el inicio de la Navidad y haciendo un pequeño recorrido por algunos rincones del mundo, contando algunas curiosidades de estos.

Antes del 24 de diciembre, los niños preparan sus cartas, que terminan sellándolas con fuertes, grandes y enormes besos. 

Los elfos y duendes revisan cada carta y preparan los regalos, y Santa revisa que todo esté a punto. Pero cuando todo parece estar preparado para emprender su viaje por el mundo, ¡oh, oh!, el trineo pesa tanto que los renos no pueden moverle. 

Os recomiendo que leáis el cuento para descubrir qué pasará al final, aunque ya os adelanto que esa Navidad, Santa repartió mucho cariño y amor.

Una historia súper tierna para leer poco antes de la visita de Papá Noel y con unas imágenes preciosas y muy coloridas.

Si os ha gustado, podéis encontrarlo en la web de su autora, @thebigbagteacher. Además, incluye algunos recursos en pdf.