“¡TE LA DEJO!” es uno de los tres títulos de una de las colecciones de Dylar ediciones, pensados especialmente para trabajar las habilidades sociales con los más peques.

El protagonista de estas historias es Ratón Blanco, y en este caso nos enseña la importancia de la amistad y a compartir con los demás.

Un día, los amigos de Ratón Blanco fueron a su casa a buscarle para salir a jugar, pero Ratón estaba ocupado. Llevaba todo el día trabajando en una sorpresa que no desvelaría hasta que la acabase al día siguiente.

Al siguiente día, todos los animales estaban en la colina esperando la sorpresa de Ratón: había fabricado su propia cometa. ¡Todos sus amigos estaban deseando volar la cometa!, pero resulta que Ratón… no les veía capaces de poder manejar la cometa sin que se rompiera, así que decidió que mientras él jugaba con ella, el resto se quedarían mirando.

Lo que no esperaba Ratón era que la brisa se convirtiera en viento, provocando que la cometa se alejara de ellos hasta desaparecer. 

A pesar de que no les había dejado jugar con ella, ningún amigo dudó en poner de su parte y ayudarle hasta recuperarla.

No os voy a desvelar el final, pero sí os diré que Ratón Blanco reflexionó y se dio cuenta del valor de la amistad. Se dio cuenta de que él no se había portado bien con sus amigos, en cambio, ellos no dudaron en ayudarle.

Espero que os haya gustado la reseña de hoy.

Además, para seguir trabajando las habilidades sociales, os recomiendo un material del blog. Podéis verlo en el siguiente enlace:

Ir arriba