QUÉ ES

Es un trastorno grave que afecta a la adquisición del lenguaje desde sus inicios, se prolonga durante la infancia y la adolescencia, y en algunos casos, puede dejar secuelas en la adultez.

No se debe a otras patologías como daños cerebrales, pérdida auditiva, déficit motor, discapacidad intelectual o alteraciones del desarrollo afectivo.

No todos los niños presentan los mismos síntomas, ya que no afecta de la misma forma ni con la misma intensidad a todos los componentes del lenguaje, que son:

  • Comprensión
  • Pronunciación
  • Uso de la sintaxis
  • Uso del lenguaje y la comunicación

CLASIFICACIÓN

TRASTORNO DEL LENGUAJE EXPRESIVO

  • Dispraxia verbal: déficit en producción de sonidos y sílabas. Dificultad para mover correctamente la lengua, los labios o la mandíbula.
  • Déficit de programación fonológica:  presentan habla inteligible, aunque fluida. Suelen mejorar durante la etapa escolar.

TRASTORNO DEL LENGUAJE RECEPTIVO

  • Agnosia auditivo-verbal: imposibilidad de comprender palabras. Se comunican mediante lengua de signos.
  • Déficit fonológico-sintáctico:  problemas de expresión, articulación y fonación.

TRASTORNO DE PROCESAMIENTO SUPERIOR

  • Déficit léxico-semántico: fonación normal. Dificultades en el léxico y morfología del lenguaje.
  • Déficit semántico-pragmático: problemas no característicos del resto de Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL). Habla fluída e inteligible.
Ir arriba