Aunque el día mundial del Síndrome de Down se celebra el 21 de marzo, octubre es el mes de concienciación. Por ello, aprovecho para enseñaros un cuento que me enviaron hace tiempo.

Lili es la protagonista de esta historia. Es un pequeño hada, tiene Síndrome de Down y ha nacido con un ala de cada color (una azul y otra amarilla, los colores representativos del SD).

Lili tiene dos hermanas y un hermano, pero ella tenía características diferentes a ellos: orejas pequeñitas, ojos rasgados y una lengua un poco traviesa que a veces se escapa de su boquita. Además, tiene hipotonía (bajo tono muscular), por lo que no puede mover sus alas, pero deberá aprender a hacerlo para volar como las demás hadas.

Un día aparece un hada llamada Ariam. Nadie lo sabía, pero estaba destinada a ser el hada madrina de Lili. 

El primer día, Ariam llevó a Lili al bosque a enseñarle cada rincón, donde encuentran mil oportunidades para que la pequeña Lili aprenda un montón de cosas. De esta manera, Lili va aprendiendo a sonreír, a sentarse en una seta, a masticar, a gatear… 

Gracias a su gran esfuerzo y con la ayuda de algunos seres del bosque y de Ariam, Lili será capaz de aprender muchas cosas.

¿Conseguirá volar como las demás hadas? Te animo a descubrir todos los logros de Lili con la lectura de este cuento.

Ideal para hablar con cualquier niño/a sobre el Síndrome de Down y sobre diversidad, y un recurso fantástico si tienes peques para enseñarles que serán capaces de todo aquello que se propongan. 

A continuación os dejo el enlace donde podéis encontrarlo: